Blogs

El peor resultado en el Indice Global de Paz 2009 lo tiene Irak (puesto 144), mientras que Colombia ocupa el puesto 130, Venezuela el 120 y Haití el 116, como países con los más bajos niveles de paz a escala mundial.Descargue aqui el Mapa del Indice Global de Paz ( en pdf )(EUROPA PRESS) La crisis económica mundial y el aumento de los conflictos violentos, junto con la inestabilidad política en todo el mundo han pasado factura a la paz mundial durante el año 2008, de acuerdo con el Índice de Paz Mundial (GPI) 2009, que señala a Islandia como uno de los muchos ejemplos de los vínculos existentes entre la crisis económica y el descenso en la paz y tranquilidad.El documento también indica que, mientras la economía global se dirigía en 2008 a la recesión, gran parte de los indicadores empleados por el GPI para medir la paz, como la probabilidad de manifestaciones violentas y de inestabilidad política, crecían, mientras que otros, como el respeto a los Derechos Humanos, descendían.En su tercer año de publicación, el GPI es la única lista de publicación que cataloga a los países de acuerdo a sus relativos estados de paz, situación que define como "la ausencia de violencia", y estudia 23 indicadores cualitativos y cuantitativos de medidas internas y externas de paz y tranquilidad.De forma interna, se incluyen los homicidios, el porcentaje de la población en prisión, la disponibilidad de poseer armas y el nivel del crimen organizado. Por su parte, los indicadores externos incluyen el tamaño del Ejército, las exportaciones e importaciones de armas, las muertes en el campo de batalla, las contribuciones a las misiones de paz de la ONU y las relaciones con los países vecinos."La paz es un objetivo concreto que puede ser tanto medido como evaluado, no sólo en términos sociales sino también económicos", declaró el presidente del GPI, Clyde McConaghy, procedente del Instituto para la Economía y la Paz, un nuevo grupo de expertos que desarrolla esta lista.VÍNCULOS ENTRE PAZ Y ECONOMÍAEl Instituto pretende ayudar al sector privado, la comunidad académica, la sociedad civil, las instituciones internacionales y a los Gobiernos a conseguir un mejor conocimiento sobre cómo están vinculados la paz y la economía, y cómo utilizar de manera proactiva la paz para conseguir sus objetivos respectivos."Hay una clara correlación entre la crisis económica y el declive de la paz", aseguró McConaghy. "Esto confirma que hay un valor económico en el mundo real para la paz, puesto que ésta crea un ambiente determinado donde a los trabajadores les es más fácil producir, donde las empresas pueden vender mejor, los científicos y empresarios pueden innovar y los gobiernos regular, y esto crea a cambio riqueza", aseveró."Porque pueden trabajar mejor con otros, los países pacíficos pueden trabajar juntos de manera constructiva a la hora de resolver algunos de nuestros problemas económicas, sociales y medioambientales más acuciantes", indicó McConaghy. "De hecho, la paz es el requisito previo para ayudar a resolver los principales desafíos de hoy, como la escasez de alimentos y agua, el descenso de la biodiversidad o el cambio climático", manifestó.McConaghy subrayó los resultados de otro estudio que estima que el impacto económico de la pérdida de la paz en la economía mundial tendrá un coste de 7.200 billones de dólares en la economía mundial. Por otro lado, se estima en 4.800 billones de dólares el valor añadido de las actividades empresariales que nunca ven la luz del día debido a la violencia.LA PAZ BENEFICIA ECONÓMICAMENTE"La realidad es que el beneficio económico neto de la paz a la Humanidad es sustancial, y los gobiernos y empresas deben considerar seriamente cómo la adopción de prácticas y políticas que promueven la paz ayudan a sus resultados", mantuvo.Estados Unidos avanzó este año seis puestos hasta el lugar número 83. Al hablar del cambio en la clasificación de este país, el director para América del Norte de la Economist Intelligence Unit, Leo Abruzzese, cuya organización calcula los datos del GPI para el Instituto para la Economía y la Paz, señaló que esta mejora se debe, en parte, "a una mejora del indicador para que tengan lugar potenciales actos terroristas en Estados Unidos y el declive general en las clasificaciones de otros países"."Pero aunque Estados Unidos vea un incremento en el ranking a pesar de la crisis económica, algunos factores, como la facilidad a la hora de acceder a las armas, una gran parte de la población en prisión y las actuales muertes en combate, le impidieron avanzar más en la clasificación este año", apuntó Abruzzese.NUEVA ZELANDA, EL MÁS PACÍFICONueva Zelanda ostenta el honor de ser el país más pacífico del mundo, seguido por Dinamarca y Noruega. En el cuarto lugar se encuentra Islandia, y Austria ocupa el quinto. De forma general, la clasificación del GPI revela que los países pequeños, estables y democráticos son los que ocupan las primeras posiciones, puesto que 14 de los 20 primeros países son naciones de las democracias centrales u occidentales. España se sitúa en el puesto 28, por delante de Francia (30), Reino Unido (35) e Italia (36).Por contra, Irak volvió a ocupar la categoría de país menos pacífico en 2008, permaneciendo en el último lugar de la clasificación, el 144. Afganistán, Somalia, Israel y Sudán son los siguientes países menos pacíficos, ocupando los puestos 143 a 140, respectivamente.Además, Bosnia y Herzegovina ha sido el país que más puestos ha subido de un año para otro, ya que ha conseguido ascender 23 hasta lograr la posición número 50, mientras que Madagascar vio la mayor caída de los países del ranking, 30 posiciones, debido a la inestabilidad política y a las manifestaciones violentas.Asimismo, tres de las principales potencias militares del mundo siguen registrando puestos relativamente bajos, con China ocupando el puesto 74, Estados Unidos el 83 y Rusia en el 136. De los últimos países que han ingresado en la UE desde 2004 --Eslovenia y República Checa-- por contra, lideran el camino ocupando los puestos 9 y 11.El desarrollo del GPI está supervisado por un equipo internacional formado por expertos en paz, y es calculado por la Economist Intelligence Unit, utilizando datos de 2008 procedentes de un amplio rango de fuentes respetables, incluido el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, el Banco Mundial y diferentes oficinas de Naciones Unidas, entre otros organismos.Además, está aprobado por diferentes personas prominentes de la sociedad civil como el Dalai Lama, el ex presidente estadounidense Jimmy Carter, el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, el ex presidente finlandés y Premio Nobel de la Paz Martti Ahtisaari y el arzobispo Desmond Tutu, entre otros.Fuentes:- Europa Press-Vision of Humanity
Enviarme un correo electrónico cuando reciba comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Amnistía Internacional Venezuela para agregar comentarios!

Join Amnistía Internacional Venezuela

Comentarios

  • Este diagnóstico certero pone en evidencia la necesidad de redoblar los esfuerzos por la paz y la justicia, dentro de un marco de respeto a los derechos humanos. En Venezuela se necesita una política de paz y garantía de los derechos de todos y todas
  • Si nos atenemos a los indicadores descritos en este informe, es comprensible la razón por la cual nuestro país está en el puesto 120. Sólo la compra de armamento y las tensas relaciones con nuestro vecino país, Colombia, serían suficientes para atestiguar el lamentable clima de violencia que se vive en nuestra calles, hogares y escuelas. Pero no debemos llamarnos a engaño, pretendiendo atribuir esta situación a factores externos, ajenos a nosotros mismos como ciudadanos, antes, por el contrario, se hace necesario redescubrirnos como pueblo, como nación, reencontrarnos con nuestros valores, aquellos que llevaron al Libertador Simón Bolívar a abandonar todo por lo que entrego su vida, sus bienes, su tiempo, esa Patria por la que prefirió morir lejos antes de permitir que su maltratado pueblo se enfrascara en una lucha fatricida y sin sentido. Como un verdadero Padre de la Patria, se sacrificó sin pedir sacrificios a otros, sin pretender perpetuarse solo por el afan de controlar, ese sacrificio es nuestra carta de origen y lo hemos desvirtuado. Ese es el ejemplo que debemos retomar.
This reply was deleted.

Livewire

Desafíos para el presidente Morales

Por María José Eva, Investigadora sobre Bolivia de Amnistía Internacional. No cabe duda de que en los últimos años Bolivia ha emprendido importantes medidas para acabar con la exclusión social, la discriminación y la injusticia. El reciente triunfo electoral del … Continue reading

Tortura y muerte bajo custodia en Túnez

Benedicte Goderiaux, investigadora de Amnistía Internacional sobre el Norte de África, desde Túnez Mohamed Ali Snoussi estaba en su casa el 24 de septiembre cuando se presentó la policía. “Un grupo de agentes de policía irrumpieron en nuestra casa con … Continue reading

Iguala, una tragedia anunciada y evitable

Por Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional. La desaparición, el 26 de septiembre pasado, de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa en la ciudad de Iguala, Guerrero, es una tragedia anunciada desde hace ya … Continue reading

¿Qué significa ser desigual?

En el marco del Día de Acción Bloguera (Blog Action Day) de este año, analizamos cómo la desigualdad conduce a los abusos que Amnistía Internacional intenta combatir a diario. La desigualdad. Una realidad que todos nos encontramos y entendemos en algún … Continue reading